PARDO

"Libélula", lo nuevo de PARDO. El cuarto trabajo en solitario del coruñés Néstor Pardo, que formó en su día The Loveless Cousins y todavía alterna con The Allnight Workers, provoca. Su carisma y el sentimiento de su interpretación, rozan por momentos la fragilidad y por otros el insulto, golpeando de forma contundente a través de diferentes ritmos que, aún así, nos hacen mover las caderas.

El blues, el rock & roll y el pop flirtean ahora descaradamente con la cumbia, el bolero, la música africana o el son cubano que le viene de familia. Y esto es sólo el principio de lo que podría haber sido. PARDO hace lo que le da la gana. Desde mezclar sus características melodías de guitarra simpatizantes del folk americano con congas hasta crear una base hiphopera con el banjo. Y no se iba a olvidar del soul. Cero prejuicios a la hora de mostrar su lado más bailongo.

Una vez más, PARDO escapa escurridizo de cualquier tipo de etiqueta en la que se le quiera en casillar, como pretendiendo reflejar en cada disco un nuevo color bajo los diferentes ángulos de luz desde los que observa e interactúa con la música: la pureza de su talento y la constante transformación.

Libélula está compuesto por 10 temas que se publican casi dos años después de su último trabajo "Siento no haber sido lo esperado" con el que el artista coruñés abandonó el inglés para componer en castellano.